Las peticiones iniciales de subsidios por desempleo en EEUU registraron la semana pasada un incremento de 18.000, hasta las 409.000.
Esta cifra ha superado ligeramente las expectativas del mercado, aunque la media móvil de las cuatro últimas semanas mejoró en 3.500 personas.

Este dato supone un varapalo en la antesala de la publicación de las cifras de paro del mes de diciembre.