El gasto del consumidor estadounidense subió más de lo esperado en febrero, mientras que los ingresos personales aumentaron pero no superaron las expectativas.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto en consumo, que representa cerca de dos tercios de la actividad económica de EE.UU., creció un 0,7% en el segundo mes del año, tras una cifra revisada al alza del 0,3% en enero.

En tanto, el ingreso personal de los estadounidenses aumentó un 0,3% el mes pasado, tras una subida del 1,2 por ciento en enero. Las previsiones del mercado eran de un alza del 0,6 por ciento para el gasto y de un 0,4 por ciento para el ingreso.