El organismo de control del servicio de electricidad en Argentina suspendió el reparto del dividendo de unos 17,4 millones de dólares que iba a hacer hoy la distribuidora Edesur, controlada por la española Endesa en sociedad con la brasileña Petrobras Energía. La decisión del Ente Regulador de la Electricidad (Enre) se basó en que Edesur debió informar previamente y esperar el visto bueno al reparto de beneficios en forma de dividendo, lo cual rechaza la compañía. Edesur, que no repartía dividendo entre sus accionistas desde 2001, cuando Argentina padecía una grave crisis económica, y lleva dos ejercicios consecutivos con beneficios, estudia los pasos para apelar contra la decisión gubernamental, dijeron hoy a Efe fuentes de la empresa. El director del Enre, Mario de Casas, sostuvo que se suspendió el reparto de dividendos de Edesur porque la compañía no podía hacerlo "en forma unilateral" sin que el organismo de control considerara de forma previa si la compañía cumple con las obligaciones del contrato de concesión.