La acerera es el segundo valor más bajista del último año, sólo por detrás de Acciona, con unas pérdidas del 14%, aunque lo cierto es que el verano ha sido para ella, igual que para el resto de valores del selectivo, un punto de inflexión importante. 
 
ArcelorMittal tocó mínimos anuales a principios del mes de julio en el nivel de los 8,4 euros por acción. Hoy es el segundo valor más alcistas del Ibex 35 con un repunte del 3,6% que le colocan por encima de los 11 euros, un nivel que no tocaba desde el mes de abril de este año. 

Lo cierto es que lejos queda la visión negativa que se tenía sobre el valor cuando casas de análisis como JP Morgan han mejorado sus recomendaciones hasta 'sobreponderar' con un precio objetivo de 13,5 euros por acción. O bien el caso de Alphavalue que habla de 'comprar' acciones de la acerera con un precio objetivo de 13,10 euros por título. 

No obstante, cabe considerar todas las opiniones, y los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión apuntan a ser prudentes. ArcelorMittal obtiene un aprobado raspado, en base a estos criterios, debido a una tendencia a largo plazo bajista, si bien a medio plazo la tendencia se mantiene en verde. 

El gran problema al que se enfrenta ArcelorMittal es a la escasa negociación de sus títulos. El volumen decrece y se prevé que lo siga haciendo de manera continuada en el tiempo.