ArcelorMittal está estudiando la segregación de su negocio de acero inoxidable en una nueva sociedad conjunta participada por la matriz, en una operación valorada en 3.000 millones de dólares (2.125 millones de euros).
La segregación se presenta como una de las respuestas de la multinacional al entorno actual de recesión, según el diario británico 'Financial Times', que recuerda la fuerte expansión del grupo en los últimos años y la urgencia actual por redimensionar el negocio.

Fuentes de la compañía explicaron a Europa Press que el negocio de acero inoxidable en España consiste en una red comercial, y que ArcelorMittal no dispone en el país de plantas de producción de este producto, que se concentran en Francia, Bélgica,Brasil y Alemania.

La segregación de esta área de negocio forma parte de las diversas opciones que sopesa ArcelorMittal, entre las que se descartan ventas directas de unidades de producción.Esta posible solución permitiría aliviar los costes de la expansión acometida en los últimos años por la familia Mittal, que incluyó la compra en 2006 de Arcelor por 26.900 millones de euros.

ArcelorMittal ya ha negociado sin éxito una alianza con la surcoreana Posco, el sexto fabricante mundial de acero, y trabaja ahora con la posibilidad de crear la sociedad conjunta con la finlandesa Outokumpu, bien posicionada en el mercado europeo del acero inoxidable.

La unidad de acero inoxidable de ArcelorMittal emplea a unos 11.000 trabajadores y tendrá previsiblemente pérdidas este año, debido a la fuerte caída de la demanda. El año pasado, la unidad facturó unos 8.000 millones de dólares (5.600 millones de euros) y obtuvo un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 900 millones de dólares (638 millones de euros).