Lakshmi Mittal, dueño de la mayor siderúrgica y una de las mayores fortunas del mundo, tiene un nuevo lema: para ganar la carrera hay que avanzar a paso lento pero seguro.  Se trata de una declaración interesante de boca del empresario que forjó un coloso siderúrgico mediante la compra agresiva de acerías en todo el planeta. ArcelorMittal, que hace una década no existía, hoy representa el 10% del total de la producción global de acero.