Una consumidora del famoso iphone de Apple ha demandado a la compañía por bajar en 200 dólares el precio del producto, tan sólo dos meses después de sacarlo a la venta. La mujer reclama una compensación de un millón de dólares. Dongmei Li, una ciudadana del barrio neoyorkino de Queens, cree que la compañía ha violado la normativa sobre discriminación de precios al adoptar esta medida, que en su día despertó fuertes críticas por parte de los compradores, lo que hizo desplomar las acciones de la compañía en bolsa.