Brilló con luz propia el día que anunció sus resultados: un beneficio de más de 13.000 millones de dólares durante el primer trimestre fiscal, record histórico, que supuso incrementar hasta en un 117% las cifras del mismo trimestre del añoanterior. Tim Cook ha pasado con nota su primer examen al frente de la compañía, tras la muerte de Steve Jobs, y la cotización lo refleja. ¿Objetivo? Los expertos ven incluso los 500 dólares por acción. Su fórmula le ha llevado a ser la compañía de mayor capitalización del mundo. Tanto es así que, si se lo propusiera, podría hacerse hasta con un 40% del Ibex 35.
Generó mucha expectación con la publicación de resultados y, sin duda, consiguió disiparla y cumplirla. Y para muestra, un botón. En el mes de septiembre de 2011 el beneficio por acción de Apple estaba por encima de los 7 dólares. “La estimación de Wall Street para este último trimestre se encontraba en 10.01 dólares de beneficio. Finalmente la compañía coloca su BPA en 13.87 dólares por acción, un 118% más de ganancias que en el mismo período de un año antes”, reconoce Miguel Méndez, director de Big Deal Capital. Y eso que hubo muchos expertos que ya colgaban el cartel de “incumplimiento de las previsiones” después de que en las cuentas del cuarto trimestre fiscal de 2011, Apple anunciara que su beneficio se había disparado un 54% e incumpliera las expectativas de los analistas por primera vez desde 2004. Luis Francisco Ruiz, analista de estrategiasdeinversion.com reconoce que la depreciación del dólar nos hacía pensar que las ventas en Europa se iban a ver perjudicadas. Además, el incremento de la competencia, con productos como los de Samsung, nos hacía pensar que los márgenes eran difícilmente sostenibles, pero finalmente no ha sido así. La compañía sigue sorprendiendo”.

Principales magnitudes Apple

Fuente: Aspain 11

Y es que es ahí donde realmente la compañía sigue siendo fuerte. Jorge del Canto, analista independiente admite que “la capacidad de la compañía para ofrecer nuevos productos que sujetaran sus ventas que, normalmente, estaban apuntaladas en el lanzamiento inicial de sus inversiones, se ha basado en un modelo centrado no sólo en la captación de nuevos adeptos sino en la renovación de los que habían ido claudicando”. Luisa Martínez, directora de análisis de Miramar Capital EAFI admite que la compañía “ha sido capaz de crear una cultura alrededor de su marca por lo que parece comprensible que no se conforme con batir las previsiones de Wall Street sino que busque superar las expectativas de aquellos ciudadanos de a pie, que a fin de cuentas son los que han ayudado a la compañía a convertirse en icono mundial”.

Unas cifras que se han visto avaladas por las ventas de sus productos estrella, iPhone, iPad y el MAC. Y además, suma el éxito comercial del iPhone 4S, uno de los motivos que han catapultado a la compañía como la más valiosa del planeta. Entre los pasados meses de octubre y diciembre, la empresa ha vendido 37,04 millones de móviles, un producto con un ciclo de producción extraordinariamente largo en el sector. En el mismo periodo, las ventas de iPads superaron los 15,43 millones de unidades, el doble que el año anterior.

ProductoActualPrevisionesÚltimo añoCrecimiento interanual
iPhone37.04 mill/$30.25 mill16235 mill128.1%
iPad15.43 mill/$13.29 mill7331 mill110.5%
Macs5.2 mill/$5,09 mill4134 mill25.8%
Fuente: revista Fortune, archivos de la SEC y notas de prensa Apple

Jobs, en el punto de mira

Una figura a la que contribuyó, y mucho, su fundador Steve Jobs. Los expertos reconocen que ese era uno de los riesgos a los que se enfrentaba la compañía de la manzana. Del Canto admite que la desaparición de su fundador “causaba cierta inquietud en una compañía cuya gestión estaba muy ligada a una sola persona por el hecho de que pudiera haber un cambio de expectativas, por la incertidumbre que pudiera causar un cambio de capitán de la nave”. Sin embargo, la idea de que Jobs no dilatara su mandato “más de lo necesario para que el relevo fuera natural, no traumático, ha demostrado que el guión a seguir ya estaba escrito y no sería improvisado”.

La conclusión es clara: su fórmula de éxito le ha aupado a ser la compañía con más capitalización a nivel mundial. El director de Big Deal Capital reconoce que “ha relegado a sus competidores a situaciones, en algunos casos, insostenibles. Research in Motion con la dimisión de sus cúpula directiva, Nokia ha advertido de una sustancial reducción de la demanda, Ericsson publicó unas pésimas cifras de ventas….” Estas son algunas de las damnificadas que han sufrido la fiebre Apple, que además cuenta con otro as bajo la manga. Una caja de 97 millones de dólares para realizar cualquier movimiento corporativo.

Una situación que incluso le pondría en posición para comprar hasta un 40% del Ibex 35 y que le da una posición de dominio “de cara a posibles movimientos por parte de sus competidores”, reconoce Miguel Méndez. Sin embargo, el departamento de análisis de Selfbank admite que lo único que nos genera ciertas dudas "son las declaraciones del CFO por las que afirmaba estar analizando posibles utilidades de su fuerte posición en tesorería, entre las que se incluirían el reparto de dividendos, recompra de acciones o adquisiciones". En el caso de que finalmente decidieran repartir dividendos, prosigue,  "pensamos que sería interpretado por el mercado como ausencia de oportunidades interesantes de inversión para seguir creciendo, lo que restaría parte de atractivo al valor".


Técnicamente, a por los 500 dólares

Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa operativa de Hanseatic Brokerhouse reconoce que todas estas noticias se reflejan “claramente en la evolución de los precios de la compañía, superando en el corto plazo cuanta resistencia se interponía en la tendencia alcista”. Y es que hablamos de una compañía que se ha revalorizado un 100% en apenas dos años.  Técnicamente, supera resistencias de corto plazo – en 425 dólares – y mientras siga aguantando niveles nada nos induce a pensar en un cambio de tendencia. Cadiñanos asegura que “seguimos siendo optimistas con respecto a la evolución de los precios”. Aunque en el corto plazo “es posible que tenga correcciones, por el momento las posiciones a la baja únicamente deberían tener cabida en un horizonte temporal de muy corto plazo y en el que los recortes pueden ser aprovechados para subirse al carro de intentar llevarse un último tirón alcista importante”, admite Jorge del Canto. Este experto asegura que en caso de alcanzar los 523-530 dólares “si puede ser capaz de generar una reacción bajista en el medio plazo”.



Fuente: Big Deal Capital

Las casas de análisis además mantienen su apuesta por Apple y en los últimos días han sido varias las que han elevado su recomendación. Los analistas de Brigantine han elevado el precio objetivo de la compañía hasta los 500 dólares mientras que RBC Capital ha subido hasta los 525 dólares lo que debería valer la compañía de la manzana.