La compañía de Steve Jobs y la petrolera se encuentran en una lucha por ser la compañía más valiosa del mundo. Serán los inversores los encargados de decidir si las perspectivas de crecimiento de la tecnológica están a la altura de los beneficios procedentes de la industria petrolera.

Apple superó a Exxon por primera vez en el día de ayer, cuando sus acciones subieron hasta un 6,1% y se situaron en los 374,61 dólares en el Nasdaq, lo que significa una capitalización de 347.300 millones de dólares. Después de intercambiar las posiciones con Apple en varias ocasiones, Exxon acabó en primera posición al cierre del mercado.

El enfrentamiento con Exxon es un paso más en el camino de Apple, que hace 14 años pasó de ser una compañía de ordenadores personales a un vendedor de todo tipo de productos desde teléfonos inteligentes hasta música digital.

Apple ya ha eclipsado a Microsoft, IBM e Intel, cuyo dominio de la industria de la tecnología en la década de los noventa ayudó a Apple en su despegue, según informa Bloomberg.

“Apple hoy en día es diferente de Apple hace unos pocos años” ha dicho Shaw Wu, un analista en Sterne Agee & Lecah, en una entrevista. “La gente que compra Apple suele comprar a lo grande y hace que tu familia y amigos lo hagan también. No hay nada como eso” ha añadido.

Las acciones han experimentado un alza del 16% este año, impulsados por las ventas del iPad y el iPhone, y un negocio floreciente en China. Apple cerró ayer en 374,01 dólares, tras apuntarse un 5,9%, con un valor de mercado de 346.700 millones de dólares.

Las acciones de Exxon se incrementaron un 2,1% hasta los 71,64 billetes verdes, con un valor de la compañía de 348.300 millones de dólares. Exxon ha caído desde los 85 dólares por acción de julio, debido a que los futuros del petróleo en Nueva York han bajado.

A estas horas de la tarde, Apple se deja un 1,76%, mientras que Exxon pierde un 2,53% hasta los 69,37 dólares.