Los inversores americanos deben hacer frente en la sesión de hoy de nuevo a unas declaraciones del ex presidente de la Fed, Alan Greenspan en las que asegura sentirse cada vez más pesimista respecto a la economía mundial debido a la crisis financiera desatada este verano. Con el telón de fondo de estas declaraciones y tras unos datos macroeconómicos mejores de lo esperado por el mercado, Wall Street se mueve casi plano en la apertura. En los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,04% hasta los 13.907 puntos, el tecnológico Nasdaq repunta un 0,09% hasta los 2.712 puntos mientras que el S&P 500 cae un 0,02% hasta los 1.530 puntos.
Después de que ayer Wall Street cerrase al alza ante las expectativas de una rebaja en los tipos de interés, hoy los inversores americanos deben digerir unas declaraciones del que fuera el máximo responsable de la Reserva Federal, Alan Greenspan realizadas en la BBC. En ellas, el antiguo jefe de la Fed asegura que que las posibilidades de que la economía entre en recesión es todavía menor al 50%, aunque son mayores ahora que hace unos pocos meses. Mientras, en el plano económico, hoy se conoció que el gasto personal se incrementó un 0,6% en agosto y que los ingresos personales aumentaron un 0,3%. Entre tanto, el deflactor de consumo –uno de los principales indicadores que tiene en cuenta la Fed a la hora de fijar su política monetaria, subió un 0,1% en agosto, lo que sitúa la tasa interanual en el 1,8%. Desde el punto de vista empresarial, Microsoft sube un 0,51% hasta los 29,64 dólares, tras anunciar que ha decidido ampliar el plazo de transición entre el sistema operativo XP y el nuevo Vista debido a las peticiones realizadas tanto para los usuarios como por los fabricantes de ordenadores. Hewlett Packard (-0,74%) y Dell (0,43%), podrán vender ordenadores cargados con el viejo sistema operativo Windows XP hasta el próximo 30 de junio de 2008. Mientras, Intel sube un 0,47%. La multinacional informática introducirá la tecnología de comunicación inalámbrica de largo alcance wimsx, en los portátiles y con ella espera que se extienda su implantación. Por su parte, General Motors repunta un 1,21% tras llegar a un acuerdo con el sindicato UAW que podría ahorrarle entre 2.000 y 3.000 millones de dólares.