El presidente de Banco Popular, Angel Ron, ha advertido de que España debe seguir "sin desfallecer" por el camino de un proceso "profundamente reformador y regenerador", que es "tan urgente como ineludible".
Ron reconoce que estas medidas son necesaria para lograr poner en marcha la economía y conseguir que alcance "una velocidad de crucero". Durante la junta de accionistas, Ron resaltó que España requiere una profunda reforma del marco laboral, incluyendo el modelo de negociación colectiva, porque el problema "más dramático" que subyace es el desempleo.

"Nuestra economía está estancada y necesita recuperar la senda de crecimiento", subrayó Ron, quien insistió en que la situación de elevado desempleo y falta de crecimiento de la economía preocupa a los mercados internacionales, y que así lo han reflejado exigiendo condiciones "más duras" a la inversión en España y restringiendo la financiación mayorista.