Según Bankinter, la razón de esta venta tiene que ver con la imposibilidad de BBVA de lograr un salto de masa crítica en al país. “La creciente exigencia de solvencia obliga a los bancos a ser muy selectivos”, explican los analistas.

Bankinter recuerda que su recomendación sobre BBVAes de comprar, ya que consideran que tiene capacidad para sorprender positivamente en generación de capital y reducción de activos improductivos.

“La mejora del ciclo económico, el creciente interés inversor por activos inmobiliarios en España y unas ratios de cobertura adecuadas sientan las bases para que BBVA sorprenda positivamente a los mercados”, explican.

Ayer BBVA reconoció que negocia con Scotiabank la venta de su filial en Chile.

En concreto, BBVA ha firmado un pacto de confidencialidad con el banco canadiense Scotiabank que le da acceso a los números de la entidad de cara a presentar una oferta vinculante.

BBVA controla el 68% de su filial en Chile y el socio local es la familia Said, que, como indican los analistas de Bankinter, además tiene inversiones centros comerciales y es la propietaria de la embotelladora de Coca-Cola en Chile y Argentina.

BBVA está siendo asesorado por Citi y Scotiabank por Lazard.

BBVA Chile es el séptimo banco por activos del país. Tiene 130 oficinas y 3.264 empleados. Esta especializado en banca minorista y en banca de inversión. En el primer semestre del año registró un beneficio de 96Me (+75,65). BBVA Chile aporta el 4% del beneficio del grupo BBVA.

La filial cotiza en la Bolsa de Santiago de Chile y su valor de mercado asciende a 890 millones de pesos chilenos, unos 1.189 millones de euros.

Bankinter subraya que, según la prensa local, el precio final de la transacción podría superar esta cifra ya que la liquidez del valor en la bolsa es escasa y no es representativo de cara a una posible toma de control.

Las acciones de la filial subieron ayer un 30% en bolsa tras confirmarse el interés de Scotiabank.