Ya comentábamos en la apertura que el mercado (principalmente los gestores de fondos haciendo el “windows dressing”) no iban a permitir una caída del mercado y estropear sus bonus y cierres trimestrales independientemente de los datos macro que saliesen que han sido, que por cierto han sido bastante malos (en nuestra quiniela hemos acertado en la dirección pero no en los datos) y el único dato positivo para el mercado ha sido la tercera revisión del PIB, que si la analizamos por componentes las mejoras vienen por el gasto del gobierno y por los “cash for clunkers” o rebajas para la compra de automóviles del mes de agosto, es decir los brotes verdes vienen por ayudas de los gobiernos e incentivos fiscales.
Hasta que ha aparecido el dato de PMI de Chicago, que tiene mucha correlación con el ISM de Manufacturas y los mercados se han dado la vuelta al territorio negativo y han empezado a aparecer las compras de fin de mes y aquí es donde ha aparecido el expresidente de la Fed D. Alan Greenspan para decir que el año 2.010 será un año con muy poco crecimiento y que se ha acabado el rally de la renta variable, curiosas declaraciones por el efecto y seguimiento que tiene en los mercados.

Mañana tenemos otra batería de datos macro (jobless claim, ingresos y gastos personales, gastos de construcción e ISM de Manufacturas) que volverán a definir el comportamiento de los mercados.

Niveles técnicos del futuro del mini del S&P500 a corto plazo: el mercado no ha podido con los máximos de ayer y ha dejado un gráfico complicado para mañana si salen malos datos macro, como resistencia tenemos los 1.063 puntos y como primer soporte tenemos los 1.035 puntos qu en caso de perderlos nos iríamos a los 1.023 puntos, un saludo, JMA