Asia ha continuado con los recortes que ayer barrieron Europa y EEUU, a consecuencia de la situación de Grecia. La bajada de rating de los bonos griegos y portugueses, hasta la calificación de bonos basura, llegó hasta el MSCI Asia Pacific que ha caído un -1,5%, el mayor descenso desde febrero. El coste del seguro de riesgo de los bonos asiáticos o CDS ha subido hasta el máximo de los últimos 2 meses.
Las financieras y las empresas de materias primas han sido las más penalizadas, destacando Mitsubitshi Financial Group que cedió un -1,6%. Las exportadoras japonesas también han registrado importantes recortes ante la fortaleza del yen frente al dólar y frente al euro, destacando el fabricante de cámaras Canon, con recortes del -2,4% o Toyota Motor que se dejó un -1,6%. En Australia los datos de inflación preocupan, y se descuenta una nueva subida de tipos de interés.