La aerolínea presentó un comunicado ayer ante la Securities and Exchange Commission en el que anunciaba que había completado la venta de un billón de dólares con colateral incluyendo las rutas entre EEEUU y Japón.

AMR vendió sus notas preferentes con un porcentaje del 7,5% y vencimiento a cinco años a instituciones e inversores extranjeros. La compañía se comprometió a asegurar las rutas entre el aeropuerto de Japón y los de Heathrow, Beijing y Shanghai.

Según la CNBC, la aerolínea tendrá que hacer frente este año a pagos cercanos a los 2,5 billones de la deuda a largo plazo y de los arrendamientos de capital; a 1,6 billones en gastos, incluyendo aviones; y a 520 millones en planes de pensiones según el informe anual.

Además de estos pagos, tienen que hacer frente al alza del precio de los combustibles. La compañía aseguró el mes pasado que la casi todos sus aviones están ya hipotecados.