La empresa de microprocesadores AMD, número dos de su ramo detrás de Intel, registró en el tercer trimestre pérdidas por cuarta vez consecutiva, aunque la pérdida fue menor que en el segundo trimestre. El grupo registró una pérdida neta de 396 millones de dólares, contra una ganancia de 136 millones de dólares un año antes, tras una pérdida de 600 millones de dólares en el segundo trimestre. La pérdida por acción de AMD quedó en 71 centavos, más pesada que la de 65 centavos por acción esperada por los analistas.