El beneficio ajustado del primer semestre de Amadeus aumentó un 26,1% hasta alcanzar los 332,5 millones de euros, debido fundamentalmente a la considerable reducción del gasto financiero.

Esto fue apoyado por el crecimiento de los ingresos, que registraron un alza del 8,6% hasta alcanzar los 1.508,9 millones de euros, y del ebitda, que aumentó un 6,1% hasta situarse en los 606,9 millones de euros.

Este crecimiento récord se debe a la positiva evolución interanual de los negocios de distribución y de soluciones tecnológicas. Los ingresos del negocio de distribución aumentaron un 7,2% hasta los 1.157,4 millones de euros, mientras que el volumen total de reservas —incluidas tanto las reservas aéreas a través de agencias de viajes como las reservas no aéreas— registró un incremento del 4,2%, hasta los 252,2 millones. Amadeus elevó en 1,0 puntos porcentuales su cuota del mercado mundial de reservas aéreas realizadas a través de agencias de viajes, hasta situarse en el 38,3%, consolidando aún más su posición de liderazgo. En el negocio de soluciones tecnológicas, los ingresos aumentaron un 13,6%, hasta los 351,4 millones de euros, y el número de pasajeros embarcados a través de la plataforma Altéa de Amadeus creció un 27,0% hasta los 259,0 millones. Amadeus actualmente estima que, tomando como referencia sus contratos existentes con aerolíneas, en 2014 superará los 750 millones4 de
pasajeros embarcados procesados a través de su plataforma.

La evolución financiera del primer semestre es fruto de los sólidos resultados obtenidos en los dos trimestres. En el segundo trimestre, el beneficio ajustado de Amadeus aumentó un 30,3% hasta los 164,6 millones de euros, los ingresos totales crecieron un 8,8% hasta los 744,7 millones de euros y el ebitda incrementó un 6,8%, hasta los 299,7 millones de euros.

La fuerte generación de flujos de efectivo durante el primer semestre permitió reducir la deuda financiera neta consolidada, que se situaba en 1.654,7 millones de euros a 30 de junio de 2012 (según la definición contenida en el Contrato de Financiación Senior), lo que representa un nivel de deuda equivalente a 1,53 veces el ebitda de los últimos doce meses y 197,1 millones de euros menos respecto a la registrada a 31 de diciembre de 2011.