Iberia despega con fuerza. Y es que durante el primer semestre del año, la aerolínea ha conseguido reducir sus pérdidas un 87% hasta los 21 millones de euros, frente a las cuentas con signo negativo de 165 millones de euros que mostró durante el mismo periodo un año atrás.
Iberia redujo sus pérdidas un 87,4% en el primer semestre del año, hasta 21 millones de euros, frente al resultado negativo de 165 millones de euros contabilizado un año antes, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaciones y alquileres de flota (Ebitdar) se situó en 168 millones de euros, frente a un resultado negativo de 4 millones de euros registrado en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 2.227 millones de euros hasta junio, lo que representa un aumento del 2,8% con respecto al primer semestre de 2009.

Entre enero y junio, los gastos de explotación de la aerolínea cayeron un 5,9%, hasta 2.299 millones de euros, debido principalmente al menos gasto de combustible, a los efectos positivos del ajuste de la oferta y a las medidas de contención de gasto puestas en marcha por la compañía