Los altos precios del petróleo y de los alimentos podrían estancar el crecimiento global, pero por ahora el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantiene sin cambios su pronóstico para la economía mundial, dijo el jueves un portavoz del organismo. Pese a los crecientes precios del petróleo, los contornos amplios de la evaluación del organismo sobre el panorama global se mantienen sin cambios en esta fase, dijo el portavoz David Hawley. Precios significativamente altos del petróleo y otras materias primas podrían tener un efecto de estancamiento en el crecimiento si estos se mantienen en niveles elevados, agregó.