Altadis ha contratado a los bancos de inversión Rothschild, JP Morgan y Credit Suisse para estudiar su estrategia defensiva tras la oferta de 45 euros de Imperial Tobacco que fue rechazada por la tabaquera hispano-francesa, según publica Expansión, que cita fuentes conocedoras del proceso.
El Economista va más allá al afirmar que KKR estudia lanzar una contraoferta, citando fuentes financieras próximas a la operación. El diario asegura que el fondo llevaba semanas estudiando la presentación de una oferta hostil, pero que Imperial se le había adelantado. KKR, que según El Economista tendría que ofrecer un mínimo de 50 euros, quiere comprar el grupo para trocearlo y venderlo luego por partes.