El grupo francés Alstom anunció hoy la firma de un conjunto de contratos con la eléctrica holandesa Essent por valor de mil millones de euros, que incluyen la construcción de una central de ciclo combinado en Maasbracht. Dotada de tecnología GT26, la nueva central se apoyará también en una existente, cuya turbina de vapor será cambiada, y pasará a producir 1.280 megavatios, el doble de los actuales. Con los cambios, la central reducirá un 40% las emisiones de dióxido de carbono y aumentara del 39% al 58% el rendimiento. Además de su construcción, el grupo francés se encargará también del apoyo a la explotación y del mantenimiento de la nueva central a largo plazo.