El grupo industrial francés Alstom ha conseguido un contrato de unos 250 millones de euros con la eléctrica australiana Delta Electricity para la construcción de una central de gas en Australia. El contrato prevé la concepción, la instalación y la puesta en servicio de esas instalaciones, con cuatro turbinas de gas GT13E2, transformadores y sistemas de control de mando que permitirán el abastecimiento de 600.000 hogares.