El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy que la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para la zona euro en 2009 del Banco Central Europeo (BCE), que estiman una contracción de entre el 3,2% y el 2,2%, son "bastante preocupantes". Almunia señaló en declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press que 2009 va a ser "un año difícil" y habrá que esperar a 2010 para ver señales de recuperación. En este sentido, el comisario dijo que la buena noticia es que se están adoptando muchas medidas "que son las adecuadas y tendrán su efecto", aunque reconoció que todavía se está en un periodo en el que no se ven los resultados.