Laboratorios Almirall espera que el bromuro de aclidinio, su compuesto "estrella" en fase III de desarrollo, pueda lanzarse en fase comercial en Estados Unidos y Europa en un plazo de entre 3 y 4 años. "Es el proyecto más relevante para Almirall, con potencial para cambiar el perfil de la compañía", dijo Enrique Sanchiz, director general de Desarrollo Corporativo y Finanzas de Almirall, en una entrevista con EFE Dow Jones. El bromuro de aclidinio es un fármaco para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica -EPOC- moderada a severa, desarrollado por Almirall y su socio estadounidense Forest Laboratorie. Almirall ha iniciado los contactos con las autoridades regulatorias estadounidense y europea para tratar los planes de desarrollo futuro del compuesto y su registro, y espera conocer la respuesta en el mes de marzo. Sanchiz no especificó el impacto que tendrá el fármaco sobre la cuenta de resultados de la compañía, pero reconoció que supondrá un importante incremento de las ventas del laboratorio con sede en Barcelona desde los 902,8 millones de euros obtenidos en 2008. Almirall incrementó un 13,4% sus ventas en 2008 y espera cerrar el presente ejercicio con un crecimiento inferior al 10% en un entorno de mayor incertidumbre.