La aerolínea italiana Alitalia incrementó sus pérdidas antes de impuestos en un 40% en el primer trimestre del año, hasta los 215 millones de euros, 62 millones más que en el mismo periodo de 2007. La aerolínea atribuye estas cifras principalmente al "fuerte incremento del precio del carburante". Las pérdidas operativas consolidadas de los tres primeros meses del año fueron de 161 millones de euros, lo que supone 48 millones más que en el año anterior. Mientras, los ingresos del primer trimestre de 2008 alcanzaron los 954 millones de euros, un 4,3% menos que en el mismo periodo del año anterior.