Sería en dos fases; en la segunda acreedores privados renunciarían a parte del dinero que se les debe.
 
Wolfgang Schäuble, ministro de finanzas alemán, ha propuesto un modelo de rescate para países de la UE en el que acreedores privados deberían renunciar a parte del dinero que se les debe en una segunda fase.
 
En la primera fase si un país entra en problemas de liquidez, la UE pone en funcionamiento un plan de ajuste como en el caso griego. “Durante esa fase, la fecha de vencimiento de los bonos de deuda estatal podría prolongarse”, afirma el mandatario alemán en declaraciones a Der Spiegel.
 
Schäuble justifica este plan asegurando que "la UE no se creó para enriquecer a inversores financieros".