El índice de confianza empresarial cae en marzo de forma casi imperceptible, tan sólo una décima, hasta los 111,1 puntos.


La confianza del empresariado alemán venía de marcar su máximo histórico en el mes de febrero, cuando se quedó en los 111,2 puntos, y a pesar de que el mercado esperaba una mayor caída de este indicador, el índice elaborado por el instituo Ifo se mantiene.