Los ministros alemanes de Finanzas, Peer Steinbruck, Economía, Karl Theodor zu Guttenberg, Trabajo, Olaf Scholz, y el vicecanciller Frank Walther Steinmeier, se han reunido hoy para salvar al fabricante de automóviles Opel, en medio de discrepancias en la coalición sobre la estrategia a seguir. El gobierno analiza las mejoras de las tres ofertas de posibles inversores -el grupo automovilístico italiano Fiat, el fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y el inversor financiero estadounidense Ripplewood- que, para entrar en el plan de salvación, exigen garantías estatales. Guttenberg ha considerado que las ofertas presentadas son insuficientes y ha dicho que no si no ha mejoras sustanciales se debe pensar en la posibilidad de una declaración de insolvencia de Opel.