El gobierno alemán ha abandonado su intento de lograr que General Motors (GM) venda su filial Opel a Magna International (MGA) y su socio ruso Sberbank, informó el Financial Times Deutschland, citando a varios responsables estatales de alto rango. "Lo que pasa es que no quieren a los rusos", dijo una persona cercana a las negociaciones respecto a GM.