Los títulos de la inmobiliaria AISA han regresado a la negociación con caídas del 18,50% hasta 1,63 euros. La CNMV suspendió su contratación antes de la apertura del mercado. La compañía fue instada el pasado viernes ante los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona por la aseguradora Asefa, que reclama el cobro de 1,3 millones de euros.