Con la llegada del verano, además de elegir destino hay que buscar un medio de transporte para llegar a él. En este caso, el mercado lo tiene claro prefiere el avión al tren, o lo que es lo mismo, Airbus a CAF.

Las caídas cercanas al 7% que acumula CAF en lo que llevamos de año, contrastan con las ganancias superiores al 17% de Airbus. Así que, sí, en lo que respecta a las inversiones, la preferencia es clara por los aviones frente a los trenes.

Diferente ‘nota’ cosechan también ambos valores en lo que respecta a su aspecto técnico, pues mientras los Indicadores premium de Estrategias de inversión sitúan al primero en fase de consolidación, el segundo se encuentra en alcista.

Con todo, el consenso de Factset apuesta por las dos compañías, recomendando sobreponderar Airbus, con un precio objetivo de 80,51 euros; y también CAF, con un precio objetivo de 42,75 euros.

Vea también: Tres compañías para subirse a la tendencia alcista primaria

CAF cerraba el primer trimestre de 2017 con un resultado atribuido de 9,5 millones de euros, lo que suponía un incremento del 7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, la cifra de negocio repuntaba un 21%, hasta los 340,02 millones; mientras que el Ebitda alcanzaba los 43,30 millones, esto es, un 21% más.

Su cartera de pedidos a 31 de marzo era de 6.120 millones de euros, equivalente a 4,6 veces las ventas de 2016.

El grupo reiteraba sus perspectivas alcanzar una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de doble dígito en 2017-2018; tendencia al alza del beneficio en los siguientes ejercicios; y “ambición por mantener la actual cartera de pedidos histórica, sobre la base de un volumen estable de ofertas abiertas de 5.500-6.000 millones de euros”.

Vea también: "Podríamos ver un ataque del Ibex 35 a la zona de 11.000 puntos"

Con todo, técnicamente, la tendencia a medio plazo es bajista (alcista a largo), con una nota de 7 sobre 10; el momento es positivo, pero el volumen es decreciente a medio plazo; con volatilidad decreciente en todos.

Por su parte, Airbus, a la que recientemente Aeroflot realizaba un pedido de A350 por valor de 8.700 millones de dólares, veía como su beneficio operativo ajustado caía entre enero y marzo un 52%, hasta los 240 millones de euros (por debajo de los 344 millones esperados por el consenso). Si bien, sus ventas repuntaban un 7%, hasta los 12.988 millones de euros.

Para el conjunto del año, la compañía espera cosechar un crecimiento de sus ganancias operativas de entre el 5% y el 7%.

Los Indicadores premium de Estrategias de inversión en este caso le otorgan una puntuación de 9 sobre 10, con tendencia alcista en todos los plazos, momento positivo y volatilidad decreciente. Aunque, el volumen a largo plazo es decreciente.

Vea también: Las compañías de mediana capitalización se suman a la corrección