La aerolínea alemana ha iniciado la jornada en bolsa con descensos superiores al 3%. Justo antes, la compañía había anunciado sus cuentas del primer trimestre. En este periodo obtuvo unas pérdidas de 59 millones de euros, superando los 41,3 millones del año anterior. Air Berlin ha culpado de este deterioro en sus resultados al incremento de los costes de carburante, que casi se duplicaron al pasar desde los 85 millones hasta los 163 millones.