La holandesa de distribución Ahold ha incrementado su beneficio neto un 6,2% durante el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 291 millones de euros.

El beneficio bruto de explotación ascendió a 444 millones de euros, lo que se traduce en un aumento del 8,6 por ciento respecto a los tres primeros meses de 2010.

La facturación se situó en 9.251 millones de euros, un 5,9 por ciento por encima de la lograda en el mismo período un año antes. En Estados Unidos, donde Ahold cuenta con las cadenas Stop & Shop/Giant Landover y Giant Carlise, la facturación se incrementó en un 7,4 por ciento gracias en parte a las ofertas especiales. En Holanda, la facturación se incrementó un 3,9 por ciento, mientras que en República Checa y Eslovaquia aumentó un 9,8 por ciento.

El presidente del consejo de administración de Ahold, Dick Boer, calificó los resultados de "sólidos" a pesar de la "difícil" coyuntura del mercado.