La tendencia alcista de fondo no muestra signos de cansancio y la acción se aproxima a ritmo pausado a la zona comprendida entre el máximo anual, 9,25, y la parte alta del canal alcista dibujado en el gráfico.

Como es habitual en estas circunstancias los osciladores técnicos presentan sobrecompra y algunas divergencias bajistas, sin embargo no son motivos para dar por finalizado el movimiento alcista mientras el precio no confirme lo contrario. De esta manera consideramos que la acción no entraría en modo correctivo mientras no consolide por debajo de la zona comprendida entre el primer nivel de apoyo, 8,51, y la media móvil simple de 40 sesiones.

La toma de beneficios en los niveles actuales puede ser una alternativa pero nos podríamos salir de un movimiento aún mayor, mejor continuar acompañando mientras el precio no se gire.

Sol Melia en gráfico diario