El presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Ignacio Lema, admitió hoy que el ente público "no es competitivo" y cuenta con las tarifas de control que más altas de la UE, un 68% por encima de la media, frente a unas tasas aeroportuarias de las más bajas, debido a los costes de navegación que debe afrontar, de los cuales el 70% corresponde a los salarios de los controladores.  En su primera comparecencia en la Cámara Alta ante la Comisión de Presupuestos, Lema insistió en que el salario de los controladores aéreos acapara el 70% de los costes totales de navegación, siendo "con mucho los más altos".