En la compañía estatal de gestión aeroportuaria Aena apelan a la cautela ante el permanente estado de incertidumbre económica y geopolítica. Aun así, recuerdan que las compañías aéreas han programado 215,6 millones de asientos para la temporada de verano en los aeropuertos de la red de Aena. Cifra que supone un incremento del 1,6% frente a la programación final de cierre de temporada de verano de 2019, antes de la pandemia. “En las últimas semanas, las aerolíneas han realizado los ajustes habituales”; entre otras, la supresión de las rutas con Rusia, Ucrania y Bielorrusia, que representarían alrededor del 1% de los asientos programados. Por el contrario, “los mayores incrementos en plazas de aerolíneas se registran en los aeropuertos canarios, con un 9% más que en 2019, y Palma de Mallorca, con un incremento del 11%. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Josep Tarradellas Barcelona-El Prat recuperan un 95% y un 90%, respectivamente, de los asientos ofertados en 2019. 

En cualquier caso, esta programación de asientos y movimientos está sujeta siempre a cambios por parte de las aerolíneas, explican desde la empresa, dado que “la evolución de la pandemia, el conflicto de Ucrania o la subida del precio del combustible son factores que afectan al comportamiento del tráfico aéreo”.