Adolfo Domínguez ha incrementado un 17,4% sus ventas en el primer trimestre de 2017 (marzo-mayo) con respecto al mismo período de 2016, según el avance de datos de ventas aprobados ayer por la compañía. La facturación trimestral es de 22,7 millones de euros, frente a los 19,3 millones del primer trimestre de 2016.

El crecimiento de los ingresos de Adolfo Domínguez se produce en todos los mercados en los que opera la firma de moda de autor con sede en Ourense: un 17,7% en España, un 15,7% en Europa –incluyendo España-, un 33,4% en México, un 11,3% en Japón y un 15,4% en el resto del mundo. El aumento de las ventas comparables es del 18%. Los datos de ventas del primer trimestre de 2017 prosiguen la mejora iniciada en la empresa en el segundo semestre del pasado ejercicio. Entre los meses de marzo y mayo, la evolución de las ventas de Adolfo Domínguez SA ha batido a la media del sector todos los meses.

Según los datos proporcionados por Acotex (Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos), las ventas del sector aumentaron en marzo un +1,4%, frente al +11,7% de Adolfo Domínguez; en abril el sector cayó un -2,3% (frente al +12,3% de AD); y en mayo el sector se contrajo un -0,7% (frente al +23% de la firma gallega). La compañía considera que la facturación trimestral refleja que se ha realizado una parte del trabajo del relanzamiento pero todavía tiene por delante un importante esfuerzo de mejora en gestión y resultados. Adolfo Domínguez SA cuenta con 1.405 profesionales en plantilla y 505 puntos de venta en 30 países. La compañía de moda de autor con sede en Ourense terminó el ejercicio completo 2016 con una facturación anual de 110 millones de euros y un crecimiento del 8,9% de sus ventas.

Técnicamente, los indicadores de Estrategias de inversión señalan que Adolfo Dominguez se encuentra en fase de rebote, con una puntuación de 4 sobre 10, si bien, la volatilidad a largo plazo es creciente y a medio plazo es creciente.

%%%Recibe las  alertas de cambio de ciclo de Adolfo Domínguez|ADZ%%