Adidas ha reducido su beneficio neto un 11,1% en el primer trimestre, hasta 128 millones de euros, debido a la mayor inversión en campañas de marketing y desarrollo de productos en Reebok. Aún así, este resultado está por encima de lo esparado por los expertos.
Los analistas auguraban unos beneficios para Adidas de 123,08 millones. Las ventas han aumentado hasta 2.538 millones, también por encima de la previsión (2.510 millones).