La compañía presidida por Florentino Pérez pretende reafirmar con esta operación su compromiso estratégico con el sector de la energía
en general y con Fenosa en particular. A finales de diciembre algunos medios señalaban que ACS incrementaría su participación en Fenosa hasta el 46% para evitar posibles opas hostiles sin tener que lanzar una oferta por el 100% del grupo, tras las dificultades que han ido surgiendo para una operación de fusión con Iberdrola SA, en la que ACS tiene cerca del 12%.