Después de cumplir los objetivos, el activo ha rebotado fuerte hasta casi tocar con el soporte
perforado el mes pasado.
Mientras permanezca por debajo de él, mejor esperar. Si se sitúa por encima de la resistencia, tendríamos que entrar largos pero de momento tenemos que esperar a que nos dé una entrada más segura.