A pesar de recortar el viernes su dividendo en un 68%, la acción de General Electric  continuaba el lunes afectada por preocupaciones sobre su liquidez y posibles rebajas en su calificación crediticia.

Las aciones del conglomerado perdían al comenzar la tarde un 9,7% a 7,68 dólares, lo que la ubicaba en mínimos no vistos desde 1994.

La acción ha caído en el 2009 cerca del 50%, equivalente a una pérdida de su capitalización de mercado de casi 80.000 millones de dólares.

En los últimos 12 meses, la acción ha caído un 76%.

El viernes, General Electric anunció que reducirá su dividendo trimestral de 0,31 dólares a 0,10 dólares por acción en un intento por alcanzar ahorros anuales de 9.000 millones de dólares.

La medida, con la que la empresa busca mantener su calificación crediticia "AAA", entrará en vigor en el segundo semestre del 2009.