Abertis está interesada en participar en el concurso público que Turquía sopesa abrir para privatizar la red de autopistas del país, informaron ayer a Europa Press en fuentes de la compañía. El proceso podría afectar a una red de seis vías que suman unos 2.000 kilómetros de longitud, así como dos puentes que unen el país con Europa. El Gobierno del país prevé emprender el proceso a comienzos de 2008 con el fin de que concluya a finales de ese año, según apuntaron en distintas fuentes del sector. Las mismas fuentes señalaron la posibilidad de que otras concesionarias europeas como la italiana Atlantia o la portuguesa Brisa (ambas participadas por Abertis), también pujen en el proceso.