Abbott comprará la unidad farmacéutica de Solvay por 4.800 millones de euros para tener el control total del medicamento para el colesterol TriCor y aumentar su presencia en los mercados emergentes.