Es la segunda subasta consecutiva de bonos del Estado italiano y el tipo de interés al que coloca su deuda no deja de crecer.

Italia ha conseguido hoy colocar bonos a tres y a diez años por un valor total de 6.200 millones de euros y con una rentabilidad en aumento del 4,80% y del 5,77%, respectivamente.

Según informó el Ministerio de Economía y Finanzas en un comunicado, el Estado italiano recibió una demanda para los bonos a tres años de 4.597 millones de euros y de 3.711 millones para los bonos a 10 años.

La rentabilidad de los bonos a diez años (5,77%) marcó el máximo desde febrero de 2000, mientras que en los de a tres años (4,80%) tocó el máximo desde julio de 2008.