El número de bancos de EE.UU. con problemas asciende a 860, la cifra más alta desde 1993, según los datos publicados por la FDIC.

No obstante, los préstamos con problemas han bajado por segundo trimestre consecutivo. 

La FDIC ha adelantado resultados de la banca estadounidense del tercer trimestre que muestran que los beneficios netos han sido de 14.500 millones de dólares, 6.400 millones menores que en el segundo trimestre, pero 12.500 millones más elevados que un año atrás.