En los últimos 4 trimestres las entidades financieras españolas han cerrado 1.000 oficinas.
 
La red comercial de las entidades financieras se ha reducido en 43.830 sucursales según los datos del Banco de España. Entre bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito y establecimientos financieros de crédito han echado el cierre a un total de 408 oficinas, de las que más de la mitad se han eliminado en el tercer trimestre.