Wall Street abre con subidas en el en torno de los 0,2% gracias a la revalorización de valores técnologicos como Apple, que se apunta una subida del 0,6%, o IBM un 0,3%. El Dow Jones consigue una subida del 0,20%, el Nasdaq se apunta un 0,17% mientras que el S&P 500 escala un 0,11%.

La sesión de ayer cerró con subidas moderadas, con el Dow Jones en los 24.770 puntos, el Nasdaq en los 6.939 puntos y el S&P 500 en los 2.683 puntos. 

Como explican los expertos de Link Securities, “la falta de empuje de Wall Street en las últimas sesiones, dando a entender que este año no va a haber el tradicional rally de Navidad -suele tener lugar durante las tres últimas sesiones del año y las dos primeras del ejercicio entrante-, se está dejando notar en el resto de bolsas occidentales, que se muestran apáticas y sin tendencia”. En su opinión, “está por ver si finalmente se inicia o no en este mercado el tradicional rally navideño, aunque todo parece indicar que, tras el gran comportamiento que ha tenido esta bolsa en 2017, los inversores han dado el año por cerrado”.

Una hora antes de la apertura de la sesión se ha conocido que el número de peticiones iniciales de subsidios de desempleo ha quedado sin cambios la semana pasada, en 245.000, cerca de los mínimos de cuatro décadas. Por más de dos años, las aplicaciones para recibir subsidios han estado por debajo de 300.000, la cota en la que se considera que el mercado laboral americano es saludable.

 

Peticiones

 

Desde el punto de vista empresarial, el CEO de Apple, Tim Cook va a recibir un aumento de un 74% en su bonus anual debido a este año los beneficios de la empresa han subido.

Hoy el bitcoin cae alrededor de un 5,5%, hasta 14.275 dólares, aunque los descensos han llegado a superar el 10% después de que Corea del Sur haya dicho que está analizando opciones como la del cierre de los mercados en los que cotiza esta criptodivisa para evitar especulación. En lo que va de año sube más de un 14.000%

Más allá de las divisas digitales, este año el dólar va camino de cerrar su peor ejercicio desde 2003. Durante la sesión ha alcanzado su nivel más bajo contra el euro en un mes. El euro se aprecia un 0,5% frente a la divisa estadounidense hasta los 1,1948 dólares.

Los inversores siguen muy pendientes del aplanamiento de la curva de tipos en Estados Unidos, muy cerca de sus mínimos de una década. El diferencial entre la rentabilidad del bono a dos y diez años está en 50,6 puntos básicos. Los mínimos de la década ya se alcanzaron el pasado día seis.

Los precios del petróleo está cerca de sus máximos de dos años y medio y los futuros del petróleo cotizan casi en máximos de cuatro años. Los futuros del Brent llegan a los 66,44 dólares, mientras que el barril de referencia en Estados Unidos, el West Texas, se queda en los 59,59 dólares. El bono estadounidense a 10 años se revaloriza un 2,422%.