Los principales índices de la bolsa de Nueva york registran subidas en la apertura de una sesión marcada por el inicio de la reunión de dos días de la Reserva Federal, mientras que continúa la presentación de resultados, entre los que destacan los de Apple. Al mismo tiempo, en Wall Street la atención sigue centrada en las tecnológicas, tras las nuevas caídas registradas en la sesión de ayer.

Los futuros de Wall Street suben con la reunión de la Fed


Apertura al alza en Wall Street, en contra de los descensos que ayer se registraron en el parqué estadounidense.  El Dow Jones sube un 0,15%, el S&P 500, un 0,38% y el Nasdaq, un 0,40%.

Con el Dow Jones en los 25.345,21 puntos, la mayor subida del índice industrial es la de Boeing, que repunta un 1,42%, por delante de 3M, que se revaloriza un 1,16% y de United Technologies, que avanza un 1,08%.

Por el contrario, lideras los descensos del Dow Jones, tras presentar sus resultados, Pfizer y P&G, que pierden un 0,84% y un 0,57%. A continuación se sitúa Goldman Sachs, que se deja un 0,26%.

Reunión de la Fed y resultados de Apple

En el apartado empresarial, hoy, entre otras compañías, han publicado sus resultados del primer semestre de 2018 P&G, Pfizer. Por su parte, Apple hará públicas sus cuentas al cierre de la sesión en Wall Street.

Las cuentas de P&G han estado por debajo de lo esperado. Las ganancias netas atribuibles de la compañía bajaron hasta los 1.890 millones de dólares en el trimestre terminado el 30 de junio, desde los 2.220 millones del mismo periodo del año anterior. Asimismo, P&G redujo los precios de los productos en su negocio de cuidado personal en un 3% para recuperar cuota de mercado. Las ventas cayeron un 1% hasta los 1.650 millones de dólares.

Por el contrario, los resultados de Pfizer han superado las estimaciones de los analistas, gracias al aumento en las ventas de la vacuna contra la neumonía Prevnar y del fármaco para la artritis Xeljanz. Las ganancias netas aumentaron hasta los 3.870 millones en el segundo trimestre, desde los 3.070 millones del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la compañía redujo sus expectativas de ingresos para 2018, hasta una horquilla de entre 53.000 y 55.000 millones de dólares.

En cuanto a la agenda del día en EEUU, hoy se han conocido datos de gasto e ingresos personales y de salarios.

Según los datos publicados hoy por el Departamento de comercio, el gasto del consumidor en EEUU subió un 0,4%; mismo porcentaje de subida de los ingresos personales.

Por otro lado, el Departamento de Trabajo ha publicado los datos de los costes laborales del segundo trimestre, que registraron un incremento del 0,6% en comparación con el trimestre preferente.

Teniendo en cuenta el segundo trimestre del año anterior el incremento es del 2,8%, lo que supone la mayor ganancia anual desde septiembre de 2008.

El mercado prevé que el crecimiento de los salarios en EEUU se acelere significativamente en la segunda mitad del año, impulsados por la mejoría del mercado laboral, que con una tasa de desocupación de 4% se considera cerca del pleno empleo.

Asimismo, hoy comienza la reunión de dos días de la Fed, cita en la que el mercado no espera cambios en la política monetaria del banco central estadounidense. La publicación del  Libro Beige, que sirve para preparar esta reunión, ya confirmó que la economía americana sigue creciendo a buen ritmo, a la vez que alertó del potencial impacto inflacionista de los aranceles.

Después de haber realizado dos subidas en lo que llevamos de año, es previsible que la tercera se produzca en la reunión del 26 de septiembre y la probabilidad de una cuarta en diciembre ha aumentado hasta el 69%.  El dot plot, o gráfico de puntos de la Fed, apunta a cuatro subidas en 2018 y tres en 2019.

Descensos de las tecnológicas en Wall Street

Las subidas de hoy en la apertura de Wall Street contrastan con las caídas de ayer, de nuevo lideradas por el sector tecnológico.

Los expertos de Link Securities destacan que “han sido estos valores los responsables de una buena parte de la revalorización de los índices bursátiles estadounidenses durante más de un año, acumulando fuertes ganancias, lo que, unido a que muchos de ellos cotizan a multiplicadores muy exigentes, les hace muy vulnerables a fuertes caídas si los resultados o las perspectivas de resultados que presentan no convencen a los inversores”.

No obstante, consideran que, “aunque en principio parece que todo el sector está siendo penalizado en un momento dado los inversores deberán comenzar a diferenciar entre valores, ya que estas empresas tienen modelos de negocio muy diferentes y nada tiene que ver, por ejemplo, una compañía de social media tipo Facebook o Twitter con una compañía de distribución online tipo Amazon”.