Los principales índices de la bolsa de Nueva York bajan en la apertura de la sesión del viernes, a medida que se acelera la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, una vez que la Cámara de Representantes ha aprobado la reforma fiscal del presidente Trump.

Apertura  en rojo en Wall Street, con la temporada de ganancias del tercer trimestre llegando a su fin y sin grandes datos económicos, los inversores se centran en los esfuerzos de los republicanos para aprobar la reforma tributaria, después de un primer año de mandato estéril para la administración Trump en el Congreso.

Así el Dow Jones y el S&P 500 ponen en riesgo las leves ganancias semanales, del 0,13% y del 0,15%, que logran acumular tras el cierre de ayer. Por su parte, el Nasdaq avanza un 0,6% en la semana, que termina con la atención del mercado puesta en la votación de la reforma fiscal y en las investigaciones sobre la injerencia de Rusia en las últimas elecciones de EEUU.

El equipo del abogado especial Robert Mueller emitió una citación a más de una docena de funcionarios de la campaña de Donald Trump, pidiéndoles que entreguen documentos relacionados con Rusia, según un informe en The Wall Street Journal.

Mueller está supervisando una investigación sobre si los socios de Trump se confabularon con Rusia para inmiscuirse en las elecciones presidenciales de 2016. Tanto Moscú como Trump han negado cualquier actuación.

La Cámara de Representantes de EEUU aprobó ayer la reforma fiscal impulsada por Trump, con un total de 227 votos a favor por parte de la mayoría republicana, frente a 205 votos en contra. Ahora, el debate se traslada al Senado, que ratificará el proyecto en las próximas semanas.

El proyecto de ley de la Cámara de Representantes, que se estima que aumentaría la deuda nacional en casi 1.500 millones de dólares (1.274 millones de euros) en diez años, reduciría de siete a cuatro los tramos impositivos y rebajaría el Impuesto de Sociedades del actual 35% al 20%.

En una sesión sin casi referencias, hoy se ha conocido que la construcción de casas en Estados Unidos aumentó un 13,7% en octubre, hasta los 1,29 millones de viviendas. Según los datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo, es el nivel más alto desde octubre de 2016.

Con todo, El Dow Jones baja un 0,14%; y el S&P 500, un 0,16% y el Nasdaq, un 0,02%.

Con el índice industrial en los en los 23.401,14 puntos, Nike lidera las subidas, con un avance del 2,29%, por delante de General Electric y de Wal-Mart, que se revalorizan un 0,60% y un 0,25%, respectivamente. 

En el lado contrario, Caterpillar encabeza los descensos al ceder un 0,82%, seguido de Coca-Cola y de McDonalds, que se dejan un 0,82% y un 0,71%, respectivamente.

En el plano empresarial destaca que, según publica The Wall Street Journal,  Comcast Corporation y Verizon Communications estarían interesados en adquirir una parte significativa de los activos de Twenty-First Century Fox, propiedad de Rupert Murdoch.

En concreto, ambas multinacionales habrían expresado su interés por hacerse con los estudios de producción de televisión y cine de Fox, las cadenas FX y National Geographic y otros activos internacionales como la red Star en India o el proveedor europeo de televisión de pago Sky.

Las acciones de de Twenty-First Century Fox suben un 5,42% en la apertura.

Tesla avanza un 2,66%, tras la presentación Tesla Semi, un camión completamente eléctrico con una autonomía de 800 kilómetros con una sola carga.

Hoy han presentado sus resultados Abercrombie & Fitch y Foot Locker, ambas batiendo las expectativas del mercado y registrando una subida del 21,50% y del 24,93%, respectivamente.

Abercrombie & Fitch obtuvo un beneficio neto atribuido de 10 millones de dólares durante el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, lo que supone un incremento del 28% respecto a las ganancias registradas en el mismo periodo del año anterior. Por el contrario el beneficio de Foot Locker cae un 35% hasta los 102 millones de dólares.

Ya son 473 las compañías del S&P 500 que han publicado sus cuentas. De ellas, el 73,65 han superado las expectativas, el 8,9% se han mantenido en línea con lo esperado y el 17,5% restante ha decepcionado. El incremento medio del beneficio por acción es del 6,74%, frente al 3,45% esperado antes de la publicación de la primera compañía.

En la apertura de Wall Street, el euro se cambia a 1,179 dólares.

Los precios del petróleo avanzan, con el Brent subiendo un 0,68%, hasta los 61,88 dólares, mientras que el West Texas avanza un 1,51%, hasta los 55,97 dólares por barril.