Los principales índices de la bolsa de Nueva York abren con subidas una sesión marcada por la depreciación de la lira turca, tras la subida de aranceles de Estados Unidos para el acero y el aluminio de Turquía. Así, Wall Street ignora las caídas de la renta variable europea, en contra de lo que anticipaban los futuros estadounidenses.

En contra de lo que a lo largo de la mañana anticipaban los futuros, Wall Street logra abrir la sesión en positivo, ignorando las caídas de la renta variable europea y la crisis turca. El Dow Jones sube un 0,06%; el S&P 500, un 0,10% y el Nasdaq, un 0,17%.

Con el Dow Jones en los 25.346,90 puntos, la mayor subida es la de Cisco Systems, que repunta un 1,28%, por delante de Visa y de Verizon, que se revalorizan un 0,58% y un 0,57%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso del índice industrial es el de Walt Disney, que cede un 0,27%, seguido de IBM, que se deja un 0,22%, y de Nike, que pierde un 0,17%.

Así, Wall Street deja a un lado los descensos que registró el pasado viernes, después de que la administración Trump informase de la ampliación de los aranceles de EEUU contra el aluminio y acero turcos, duplicando las tarifas iniciales del 10% y 25% respectivamente

La respuesta de Erdogan durante el fin de semana no ha sido bien acogida por los mercados, tras negar la realidad y recurrir a la amenaza de aliarse con China y Rusia sustituyendo a EEUU como principal aliado, en un contexto en el que la independencia del banco central ha quedado en entredicho tras no elevar los tipos de interés ante la excesiva inflación y la fuga de capitales.

La lira turca sigue marcando mínimos contra euro y dólar tras caer más de un 20% la semana pasada, y por el momento, parece que se descarta la petición de un rescate al FMI.

Esta mañana, el banco central del país anunciaba hace escasos minutos una batería de medidas de estabilidad financiera. “Destacan las medidas dirigidas a paliar los problemas de liquidez como la revisión de los tipos de descuento aplicados a las transacciones en liras, que favorecerá una relajación en los colaterales exigidos a los bancos en su operativa, y el aumento de los límites de los depósitos en liras”, subrayan desde Bankinter.

Dejando a un lado la situación en Turquía y poniendo el foco en el apartado puramente económico, al igual que en Europa, la jornada de hoy en Wall Street carece de grandes referencias. A lo largo de la semana, se conocerán las cifras de las ventas minoristas y de la producción industrial de julio y la lectura preliminar del mes de agosto del índice de sentimiento de los consumidores.

En el plano empresarial,  en Wall Street la temporada de presentación de resultados está dando sus últimos estertores, destacando la publicación en los próximos días de varias importantes compañías del sector de la distribución minorista, uno de los más castigados este año en el mercado de valores estadounidense. Así, se conocerán las cifras trimestrales de Macy’s, JC Penney y de Home Depot.  Además, dos importantes tecnológicas, Cisco y NVIDIA, darán a conocer sus resultados.